CRIA DE SULCATAS, PARDALIS Y TESTUDOS.

FICHA TÉCNICA DE T. MARGINATA

   
   

  

Esta especie tiene unas necesidades y características muy similares a las explicadas en la fichas anteriores tanto de íbera como graeca. Junto con la Testudo graeca ibera puedo afirmar que ambas especies son mucho más fáciles de mantener y más resistentes que nuestra Testudo graeca graeca autóctona de España.






 


Hembra adulta de más de 2 kg de peso.
 

 

Las principales características las expongo a continuación:




MORFOLOGÍA:

Su caparazón es alargado, abombado y con una carácterística propia de esta especie que es que los escudos marginales son aplanados y se extienden hacia fuera. Los machos, al contrario que las anteriores especies descritas son más grandes que las hembras. El escudo supracaudal es único en esta especie, no dividido. Son las Testudo hermanni donde lo vemos dividido. El caparazón es básicamente de color negro o muy oscuro. Las crías y los ejemplares juveniles son mucho más claros y conforme van creciendo, se les va cerrando entorno a esas manchas claras el color negro, hasta prácticamente quedar en el centro pequeñas manchas marrones o incluso desaparecer en ejemplares muy adultos o viejos(véase foto anterior). El plastrón es muy característico, ya que cuenta con unos inconfundibles triángulos negros sobre un fondo terroso claro o amarillo, con la edad pueden verse como la sutura del plastrón se arruga y crea endiduras. En los machos se aprecia una importante concavidad y un espectacular rabo que los diferencia con claridad de las hembras.

  

 

   


 

 

Macho soleandose y descansando en la típica posición de máximo confort. En la foto siguiente el mismo macho con un par de años de edad. Se puede observar el cambio de pigmentación que experimentan con la edad.


 

 


Las crias de esta especie difieren muchísimo de los ejemplares adultos, son totalmente claros , pero son inconfundibles de las crias de otras especies por sus característicos triángulos negros en su plastrón.



 

 

 

 

 

 

MANTENIMIENTO:


    Esta especie es más resistente que la Testudo graeca graeca, soportando mejor el frio.
   Se recomienda tener estos animales en recintos al aire libre todo el año en las zonas mediterráneas, pero en otros lugares de la península es posible que también soporten el invierno al exterior. El recinto debe ser espacioso, para permitir que den largos paseos. Es recomendable que haya pequeñas cuestas y obstáculos, como piedras y troncos. Debe haber varias cuevas donde los animales puedan esconderse en las horas más calurosas. A mi me gusta mantenerlas junto con plantas autóctonas como romeros, tomillos, lentiscos u otra planta, les sirve de sombra e incluso para proteger las puestas.
    No es recomendable que haya un alto nivel de humedad. Es muy importante que la zona donde alberguemos estas tortugas sea bastante soleada.


 

Grupo familiar con distintas edades

Como ya he dicho en otras fichas, aunque la alimentación es de fibra y con un porcentaje elevado de agua en su contenido, se debe tener dentro de los recintos agua a disposición de los animales, imprescindible en los meses cálidos. No solo les gusta beber, sino que también les sirve para dar algún baño en días en los que el calor aprieta.



REPRODUCCIÓN:

La reproducción de esta especie es prácticamente igual a lo descrito para la Testudo graeca ibera, si bien las puestas pueden ser más numerosas y pueden llegar a hacer 3 o más puestas al año, las babys de esta especie nacen con aproximádamente 4 cm y unos 20 gr. Animales muy resistentes desde su nacimiento. Concretamente yo los que he criado han realizado desde el primer año la hibernación sin problemas. La incubación natural es la que intento realizar, pero algunas puestas que encontramos en las instalaciones las pasamos a incubadoras para poder incubar a distintas temperaturas para intentar obtener machos y hembras.


Macho inexperto pero insistente.

 

DISTRIBUCIÓN:


Originaria de Grecia, también se la puede ver en algunas islas del Mar Egeo, Sur de Albania, Norte de Cerdeña. Normalmente no se la suele ver en altitudes superiores a 600m, aunque excepcionalmente se la ha avistado en altitudes superiores incluso a los 1000m.

LEGISLACIÓN:

Está incluida en el Apéndice II de la CITES y en Anexo A del Reg CE 338/97.